El chequeo que se realiza en nuestros centros oftalmológicos incluye sistemáticamente:

– Graduación

– Tonometría de aplanación

– Exploración de polo anterior con lámpara de hendidura

– Exploración de fondo de ojo bajo dilatación pupilar

– Realización de otras pruebas en función de la patología del paciente: campimetría, dilatación y exploración de las vías lagrimales, etc.

Esta primera consulta es muy importante como toma de contacto y para descartar posibles problemas o patologías desconocidos, pero tan importante o más que esta primera consulta es tener un seguimiento a lo largo de los años para poder detectar los problemas cuando empiezan a producirse, y aun tienen solución, y no cuando están muy avanzados y ya no hay forma de solucionarlos