Aunque existen diferentes métodos para extraer la catarata hoy en día el más utilizado es el de la FACOEMULSIFICACIÓN.

Métodos:

Es la técnica más moderna para extraer las cataratas. Permite la extracción de la catarata por una incisión de 2,75 mm. Mediante la sonda de facoemulsificación se rompe y se deshace la catarata permitiendo así su aspiración, posteriormente se implanta una lente intraocular, hoy en día plegable, y finalmente, no es necesario poner sutura habitualmente. El riesgo de astigmatismo debido a la cirugía es mínimo.

La técnica es tan segura en manos expertas, que permite realizarse solo con anestesia tópica (gotas) o local . La recuperación de la visión es muy rápida, al día siguiente el paciente ya ve, sólo es necesario tener un poco de cuidado los días posteriores a la intervención.

¿Quién puede operarse por facoemulsificación? La mayoría de las personas con catarata pueden operarse por este método, siendo más aconsejable no esperar a que la catarata esté muy “madura” porque esto solamente lleva a que el tiempo de intervención se prolongue y sea más complicada la operación.

¿Es segura? Realizada por un cirujano experto es la más segura por lo siguiente:

– Incisión pequeña: por lo que no se inducen prácticamente astigmatismos y no es necesario poner sutura.

– Anestesia tópica: con gotas, sin los riesgos de una anestesia general.

– Recuperación inmediata: no precisa hospitalización y solo es necesario tener algo de cuidado los días posteriores a la intervención, reincorporándose a sus actividades muy pronto. Como toda cirugía no está exenta de riesgos, pero las complicaciones graves son extremadamente infrecuentes.

¿Qué hacer antes de la cirugía? Antes de la cirugía debe realizarse un examen completo de los ojos para descartar otras patologías que influyan en la operación o en los resultados postoperatorios. Es imprescindible la realización de una biometría, es decir, medir la longitud del ojo, también medir la curvatura corneal, para calcular el poder de la lente intraocular que se implantará.

¿Qué hacer durante la cirugía? Durante la operación, que dura 10-15 minutos, el paciente está tumbado en una camilla boca arriba, en algunas ocasiones el paciente podrá ver una luz y oirá diferentes tipos de ruido según vaya transcurriendo la intervención. También puede notar un líquido frío sobre su ojo o correr por la mejilla, no es más que solución para mantener el ojo hidratado. Es importante que acuda a la clínica acompañado por alguien ya que después no es aconsejable andar solo.

¿Es doloroso? ¿Cuánto dura? La facoemulsificación se realiza con anestesia tópica, el paciente está despierto durante la operación pero no nota ningún dolor. La operación dura aproximadamente 10-15 minutos, una vez terminada podrá ir a su casa sin necesidad de hospitalización.

¿Qué se puede hacer después de la cirugía? Lo principal es no tocar el ojo y sobre todo no frotarlo. Es normal el tener alguna molestia o enrojecimiento en el ojo pero sin dolor. Durante el mes siguiente debe poner un tratamiento de gotas y al finalizar este se realiza la graduación para comprobar la recuperación obtenida. A partir del mes se puede hacer vida totalmente normal. En algunas ocasiones puede notarse con el tiempo una disminución de visión debida a una pérdida de transparencia de la cápsula posterior, es lo que se llama fibrosis o catarata secundaria; cuando aparece no es necesario volver a operar sino que se “limpia” con láser, que no requiere hospitalización ni incisiones en el ojo.